El niño perezoso – Cuento infantil

13 Noviembre 2008 por Francisco Ponce en Cuentos infantiles, Todos los artículos

Dentro de un paisaje muy hermoso con vegetación abundante lleno de colorido y animalitos silvestres.

Árboles

Vivian en una casita dos labradores que tenían un hijo, muy, pero que muy, perezoso.

Casita de labradores

Todos los días, muy temprano, los padres tenían que salir al campo para trabajar y el hijo se quedaba dormido.

Padres marchando a trabajar

Estaban desesperados pues el niño seguía durmiendo hasta tarde a pesar de las recomendaciones de sus padres, y faltaba muchos días  a clase.

Nacimiento de tic-tac

Un 19 de septiembre fiesta de San Jenaro una gallina de su corral puso un huevo que incubo y del que a los 21 días, nació un pollitos que llamaron Tic-Tac.

Tic-tac comiendo

Conforme pasaba el tiempo crecía, tenía buen apetito y comía todo lo que le daban, poco a poco se le fue viendo que en el lomo, debajo de las plumas, le sobresalía un reloj, cuando ya se hizo gallo, estaba preparado para ser un ‘gallo despertador’.

Tic-tac se hace gallo

Los labradores muy contentos lo programaban y a la hora apropiada con su melodioso e insistente canto, el gallo Tic-Tac despertaba al niño, de esta forma se levantaba a tiempo de lavarse la cara, cepillarse los dientes y salir corriendo al colegio donde aprendía muchas cosas.

Despertando al perezoso

El  saber y la cultura es algo que siempre conservaras y nunca podrán arrebatarte.