¡Estar a dos velas! – El ventanuco

23 octubre 2019 por Francisco Ponce en El Ventanuco, Todos los artículos

repentina oscuridad

Si buscamos la procedencia de este aserto, al parecer son varias las versiones sobre su significado, pero la más actualizada y quizá apropiada en estos momentos para muchos de los que sufrimos la ‘crisis’ es, la de carecer de recursos económicos ‘al límite’…vamos que ni para una <<birrita>>, a este claro ejemplo de pobreza y desamparo habría que añadir el hecho de que la frase:

“Estar a dos velas”

suele ir acompañada del gesto de pasarse los dedos índice y corazón de arriba a abajo, dos velasuno por cada lado de la nariz.

Otras versiones más doctas dicen que proviene de un símil marinero, que como ‘A todo trapo’ o ‘A palo seco’, se han infiltrado en el lenguaje, significando en este caso que la embarcación navega tan solo con dos velas y no utiliza la totalidad de sus recursos. Pero parece un poco confuso.

José María Iribarren en su libro “El porqué de los dichos”, afirma que es muy posible que aluda al juego y al hecho de que antiguamente en las timbas de naipes, el que hacía de banca tenía una vela a cada lado para poder contar el dinero. En tal caso dejarle a dos velas significaría dejarle sin dinero, es decir en ‘bancarrota’.

Verán mi realidad es menos sesuda, estando en un pueblecito de montaña, se marchó la luz eléctrica y tuve que, con dos velas, <<iluminar mí repentina oscuridad>>.

nuevo-logo