Recordando a Miguel Hernández (poeta) “La Columna”

28 marzo 2018 por Francisco Ponce en La columna, Recordando, Todos los artículos

La Columna (Prensa)

OrihuelaHoy 76 años ausente y su poesía presente, para generaciones pasadas, actuales y venideras

Miguel Hernández, no es un poeta corriente, su duro y ejemplar periplo vital, la alta calidad de su poesía, su conciencia crítica, su compromiso con la causa de los trabajadores, lo hacen excepcional y como afirma Pablo Neruda sobre él:

<<Recordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor. Pocos poetas tan generosos y luminosos como el muchachón de Orihuela cuya estatua se levantará algún día entre los azahares de su dormida tierra>>.

<<¡Nos toca ahora y siempre sacarlo de su cárcel mortal, iluminarlo con su valentía y su martirio, enseñarlo como ejemplo de corazón purísimo! ¡Darle la luz! ¡Dársela a golpes de recuerdo, a paletadas de claridad que lo revelen, arcángel de una gloria terrestre que cayó en la noche armado con la espada de la luz>>

Miguel Hernández

Poeta que como el mismo dijo, nació de un vientre pobre para ser ruiseñor de las desdichas y luz de las auroras, que fue pastor de cabras, amigo y compañero del alma de Ramón Sijé, amante de su esposa Josefina Manresa Marhuenda “La panadera del pan más fino” y de su hijo Manuel Miguel, el de “Las Nanas de la Cebolla” de Orihuela, Alicante y de la España, culta y peregrina, solidaria, laboriosa e indomable de los “Vientos del Pueblo”.

Tras sufrir diferentes enfermedades como el tifus y la tuberculosis por las malas condicionales de su arresto, el poeta falleció el 28 de marzo de 1942. Tenía 31 años y murió en la cárcel. Ahora, se cumplen 76 años de su fallecimiento.