Fiesta de San Cristóbal – Valencia 2009

13 julio 2009 por Francisco Ponce en Noticias, Todos los artículos, ¡Cosa fina! Magazine

Son innumerables las fiestas que se programan para el diez de julio, festividad de San Cristóbal, si bien su denominador común es invocar la protección para los conductores de cualquier tipo de vehículo, otras actividades son las romerías, –  muchas son las localidades que tienen una ermita o iglesia bajo esta advocación – tambien se bendicen objetos y a los propios coches que, en caravana, pasan ante un atrio instalado para este fin  donde un sacerdote imparte la bendición.

La tradición católica describe al Santo, como un gigante cananeo, que tras su conversión al cristianismo ayudaba a los viajeros a atravesar un peligroso vado subiéndolos sobre sus hombros. La leyenda afirma que en una ocasión, ayudó al Niño Jesús a cruzar el río; quedando extrañado por el peso del pequeño se lo hizo saber y éste le explicó que se debía a que acarreaba sobre su espalda los pecados del mundo, tras lo cual bautizó al gigante y le encomendó la difusión del catolicismo… El nombre de Cristóbal (del griego Christóforos) “portador de Cristo”, le vendría de esta gesta.

La imagen de San Cristobal abre la comitiva

La imagen de San Cristobal abre la comitiva

Algunas de las vias principales de Valencia se llenaron durante un tiempo de vehículos de todo tipo que marchaban detrás de una imagen del Santo que portaba un coche.

Coches Seat 600 en perfecto estado

Coches Seat 600 en perfecto estado

Los incondicionales conductores del ‘600’,  no faltaron  y en una cantidad que superaba el medio centenar, circulaban en colorista comitiva – hemos de felicitar a estos esforzados ciudadanos, que mantienen muy cuidada, tanto la carrocería como el motor – de este ya legendario automóvil.

Caravana de camiones

Caravana de camiones

Los camiones también hacían acto de presencia en especial las ‘cabezas’ que trasportan contenedores.

Vehículos en caravana bendición San Cristobal

Vehículos en caravana bendición San Cristobal

Creo que hasta el mismísimo San Cristóbalen los cielos – llegó el ensordecedor: Meccc, Tuuuu, mokkkk, tiroorirooo… que los conductores producian haciendo sonar con fuerza e insistencia  su ‘claxon’, admitámoslo como un día de fiesta y como tal bienvenido acontezca el estridente ruido.