Un día especial – El Tribunal de las Aguas de Valencia

8 octubre 2009 por Francisco Ponce en Noticias, Todos los artículos, Valencia - España

Aconteció el  día 1 de octubre del 2009, fecha en que como cada jueves tuvo lugar la sesión matinal del Tribunal de las Aguas de Valencia, luego de conocer el día anterior miércoles que había sido declarado: Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Medios de comunicación

Medios de comunicación

Un Importante despliegue de medios informativos cubrió la efeméride que envolvía de orgullo a los valencianos. Con este nombramiento el acto adquirió una especial relevancia, siendo motivo de celebración popular y de las instituciones. Muchos valencianos nos unimos con júbilo para presenciar los actos  programados.

Mucho público - fondo el ‘Micalet’

Mucho público - fondo el ‘Micalet’

Unos minutos antes de la hora señalada, se personaron las autoridades figurando a la cabeza el presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, quien entró en la casa vestuario para cubrirse, como el resto de los síndicos, con la blusa que tiene el simbolismo de una toga.

Autoridades valencianas

Autoridades valencianas

A las doce, en punto, del mediodía, al tiempo que daban las horas en el campanario del ‘Micalet’, el Alguacil del Tribunal abría comitiva – seguido en esta oportunidad de forma excepcional por el Presidente de la Generalitat – y detrás los síndicos que ocuparon sus sillones en la puerta de los ‘Apostoles’ de la Catedral. El Alguacil del Tribunal, antaño Guarda Mayor, se apoya y mantiene firme un arpón (gancho) de latón dorado con dos púas, una de ellas encorvada, con el que se separa y recogen las tablas de las ranuras de los partidores. Llegado el momento el Alguacil solicita la venia y reclama: “¡Denunciats de la Séquia de…!”.

Alguacil y Francisco Camps - Presidente Comunidad Valenciana

Alguacil y Francisco Camps - Presidente Comunidad Valenciana

Finalizado el acto tradicional tuvo lugar, en la puerta de la casa vestidor, un discurso del presidente de la institución del Tribunal de las Aguas. Sentida y emocionada, puso de manifiesto su contento y agradeció las muchas muestras de felicitación recibidas por personalidades de España y del extranjero que le tenían colapsado el móvil.

 Presidente del Tribunal de las Aguas

Presidente del Tribunal de las Aguas

El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, afirmó que la declaración del Tribunal de las Aguas de Valencia como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad “permitirá garantizar su pervivencia y su proyección internacional”. También valoró esta fecha como “un día importante” porque la Comunitat, entre otras cosas, es “su historia, sus tradiciones, sus instituciones, y el Tribunal de las Aguas es la única institución que ha permitido establecer una línea de comunicación generacional e histórica entre los diferentes momentos de la historia de nuestra tierra”.  Para Camps, este tribunal “siempre ha estado al servicio de la justicia, del buen reparto del agua, y al servicio de los labradores y regantes de la vega de estas acequias milenarias”.

Francisco Camps presidente 'Generalitat'

Francisco Camps presidente 'Generalitat'

Finalizado el acto se reparten parabienes y le solicito al ‘Sindico’ de la acequia de ‘Rascaña’ persona amable y amigo, que ‘pose’ a mi lado, para dejar huella de nuestro paso por la piel de tan señalado acontecimiento y día.

Sindico acequia de ‘Rascaña’ - Francisco Ponce

Sindico acequia de ‘Rascaña’ - Francisco Ponce

Formulo un último apunte sobre la efectividad de este Tribunal de las Aguas que para nada esta inmerso en lo ‘folklórico’ todo lo contrario, vive y pervive dentro de la absoluta actualidad.

“Es conocida la opinión generalizada de las personas que lo estudian en profundidad el que en sus largos siglos de existencia, nunca ha tenido prisión o cárcel alguna donde detener o encarcelar a los regantes condenados. Y ello se debe a ese respeto y obediencia que al Tribunal le otorgan todos los labradores, que nunca han dejado de cumplir las sentencias que se les impusieron. Al parecer no existe en otra parte del mundo un caso similar donde un Tribunal ni haya tenido ni precise tener cárcel o prisión”.