La LLuna L’Eliana quema Falla y ofrece ‘Xocolata’ “El Ventanuco”

18 marzo 2014 por Francisco Ponce en El Ventanuco, Noticias

El Ventanuco (Columna del escritor Francisco Ponce)

Escuela Infantil "La Lluna" en L'ElianaTarde especial para un público exclusivo

Con algo de anticipación al 19 de marzo (San José) o más bien todo en unas horas, los ‘peques’ de la Escuela Infantil “LA LLUNA” de L’Eliana, han disfrutado  el día 17, de ‘La plantà’, pasacalle de falleras y falleros, la ‘Cremà’ y una buena y abundante ‘Xocolata’ con torta y ensaimadas, que alcanzó a padres y abuelos presentes.

Falla infantil de los alumnos de "LA LLUNA"

Durante unos días los niños han sido los artistas falleros, que junto a sus profesorado han realizado la Falla con su coche de bomberos, policía, autobuses y muñecos, lo que ha representado un trabajo manual y didáctico.

Cremà de la Falla infantil "La Lluna" de L'Eliana

La falla se quemó con arreglo a los más puros cánones, con sus fuegos artificiales previos y un ‘bombero’ de la casa, con la manguera controlando el fuego. Un niño pedia… “Que la quemen otra vez”…

Un día en que el chocolate ha sido protagonista final y los alumnos se lo pasaron a lo grande, los ‘mostachos’ de marca de chocolate estaban presentes en niños y niñas, que dicho sea de paso, estas últimas, no se quitaban la peineta de cartón que les habían puesto en el pelo, porqué “era su peineta de fallera”.

Xocolata que ofreció la escuela infantil "LA LLUNA" de L'Eliana

La fiesta fue grande, tan grande como la preocupación de la directora de la Escuela Infantil “La LLUNA” Sonia y todo el cuerpo docente del centro que no perdían ojo a sus alumnos a pesar de que muchos padres estaban en el evento ¡Como debe ser!

Falla de exhibición que todos los años se "Indulta"

El acto empezó a las 15:30 y finalizó con un gran aplauso y la salida paulatina sobre las 18:30, unas tres horas de felicidad que hicieron las delicias de niños y mayores.

...el cansancio llegó

Tarde de emociones, sonrisas y fotografías, que no todas mostramos (por imperativo de la ley de protección al menor), pero se puso voluntad en describirlo.