Derechos de los Pueblos Indígenas – “La Columna”

9 agosto 2015 por Francisco Ponce en La columna, Todos los artículos

"La Columna" de Francisco Ponce

¿Pero se hace suficiente?

Esta será probablemente la pregunta menos contestada sobre diversos temas sociales, con respecto al que abordamos también.

9 de agosto 2015.- En las últimas dos décadas, se han hecho esfuerzos internacionales para mejorar los derechos de los pueblos indígenas, promoviendo acciones encaminadas a tomar conciencia de sus problemas, incluyendo su participación en la política de desarrollo y programas con el fin de mejorar sus medios de vida.

La adopción de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas en septiembre de 2007 fue un paso importante para las Naciones Unidas. El Foro Permanente es un órgano consultivo de la Económica y el Consejo Social con el mandato de examinar las cuestiones indígenas relacionadas al desarrollo económico y social, la progresión en la cultura, el medio ambiente, la educación, la salud y los derechos humanos.

dibujo-acuarela

En su duodécima sesión, el “Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas” revisó la salud como uno de sus ámbitos del mandato y declaró que el derecho a la sanidad se materializa a través del bienestar de un individuo, mediante la felicidad social emocional, espiritual y cultural de toda la comunidad.

El estado de salud de los pueblos indígenas se ve muy afectado por sus condiciones de vida, niveles de ingresos, las tasas de empleo, acceso al agua potable, saneamiento, servicios de salud y la disponibilidad de alimentos.

Son muchas las tribus o comunidades que están sufriendo la destrucción de sus tierras, territorios y recursos, que son esenciales para su propia supervivencia. Otras amenazas son el cambio climático y la contaminación ambiental (metales pesados, gases industriales y desechos de efluentes).

Los pueblos indígenas también experimentan grandes obstáculos estructurales para acceder a la asistencia sanitaria. Una de las causas es su aislamiento geográfico y la pobreza que se traduce en no tener los medios para pagar el alto costo del transporte o el tratamiento.

Esto se complica aún más por la discriminación, el racismo, la falta de la comprensión y la sensibilidad cultural.

Confiemos en un futuro inmediato, donde la comprensión y solidaridad se impongan.