Huevos Fritos en Castellón

26 junio 2010 por Francisco Ponce en Eventos culturales, Noticias, Todos los artículos

Entre los muchos y variados lugares emblemáticos con que cuenta la ciudad de Castellón, está el edificio e instalaciones – muy bien conservadas – del Casino Antiguo, ubicado en pleno centro de la villa (Puerta del Sol). La fotografía del reportero grafico José Luís Vila que nos ofrece a continuación, muestra la parte interior, nada más se accede desde el exterior.

(Interior entrada Casino)

(Interior entrada Casino)

Su construcción data del año 1923, y se trata del edificio de la sede de una entidad denominada anteriormente “Casino de Castellón”, fundada en 1814. Su presidente fue el Barón de Benicasim y en el año 1876 pasa a denominarse “Casino Antic”.

Este esplendido lugar, cuajado de arte e historia, cuyo espíritu y vigencia se mantienen vivos, acoge innumerables eventos de índole social, cultural y lúdica. En este entorno tan sugerente se presentó el pasado miércoles día 23 de junio del 2010 el libro “Huevos Fritos” del autor Francisco Ponce Carrasco.

(Presentación libro)

(Presentación libro)

Actuó como maestro de ceremonia y glosó sobre la figura del escritor, Víctor Vázquez, quien se mostró muy satisfecho de haber traído al “Casino Antiguo”, la presentación para Castellón, de este libro de éxito.

El comentario de la obra estuvo a cargo de Gloria de Frutos, poeta, escritora y actual presidenta de la Asociación de Escritores y Críticos Literarios de Valencia (CLAVE), quien recorrió con estudiado análisis, la piel de la mayoría de los relatos que el volumen contiene, y que calificó de imaginativos, con finales sorprendentes y ‘tocados’ con ingenioso humor, en su mayoría. Hizo referencia a dos libros anteriores “Docena de Trece” y “Una vida entre dientes” que hacen de este autor, un avezado creador de historias, repletas de interés, que llegan con facilidad al lector.

(Fachada Casino Antiguo)

(Fachada Casino Antiguo)

El público asistente salió encantado con la puesta en escena y presentación de la obra y desde luego con el libro en las manos, firmado por su autor, quien agradeció a la organización Tertulias de Adall “Cau d’art”, a la directiva del Casino y a los asistentes la magnífica acogida.