Día Internacional de las Personas Mayores 2010 – El Ventanuco

12 octubre 2010 por Francisco Ponce en El Ventanuco, Todos los artículos

Ser mayor no es un impedimento

El viernes día 1 de octubre del 2010 se celebró el Día Internacional de las Personas Mayores, una iniciativa de Naciones Unidas que tiene como objetivo fundamental “Una sociedad para todas las edades”.

Hacerse mayor no se debe considerar un impedimento, más bien es una gran suerte. Pero hacerse mayor con dignidad implica más cosas:

La primera e importante alcanzar la plena asunción del hecho, luego practicar la ‘gimnasia’ del cuerpo y la del alma, dándose a los demás, contribuir a la ayuda de la familia desde la colaboración. Pero sobre todo no quedarse quietos, tener y crearse actividades de diferente tipo, que ayuden a mantener la autoestima y la percepción interior de sentirse útil.

Cuando sobrepasamos los 60 años, nos volvemos más vulnerables, moviéndonos en la ‘Desgastepatología’ (palabreja que acuño, para definir las enfermedades que nos acosan), provenientes de nuestro D.N.I,  es decir de la fecha de nacimiento.

Se prevé que en el año 2050, próximo a 2.000 millones de personas tendrán más de 60 años en el mundo. Este reto demográfico tiene, y va a tener, consecuencias para el crecimiento económico, los sistemas de seguridad social, el mercado de trabajo y la asistencia y atención social y sanitaria.

Según informes fidedignos, el personal médico que obtiene la especialización de “Geriatría”, cada año,  es tan exiguo, más bien ridículo, comparado con el crecimiento de la población ‘mayor’, que lo más aconsejable es permanecer ‘jóvenes’ de cuerpo y espíritu a ultranza.

Con el horizonte puesto en 2012, que será Año Europeo del Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional, las comunidades autonómicas en España, pretenden bajo el paraguas del ‘eslogan’ comentado de “Envejecimiento Activo”, dar una respuestas avanzadas y progresistas a los retos y oportunidades que se presentan, donde las personas mayores deben ser consideradas un motor y una nueva fuerza (no una carga) para salir fortalecidos de la actual situación de recesión económica.