El café de las horas – Poesía en Valencia

27 octubre 2009 por Francisco Ponce en Eventos culturales, Noticias, Todos los artículos

El emblemático Café de las horas de Valencia abre de nuevo sus tertulias literarias y poéticas los jueves – cada jueves – en su pomposo y acogedor local. La poeta Rocío de la Cruz inicia la sesión y ciclo, con unos sentidos y magníficos versos.

Rocío de la Cruz - Poeta

Rocío de la Cruz - Poeta

En un entorno de ‘musas’, este establecimiento pone en marcha un proyecto cultural que toma fuerza por la calidad de los ‘tertulianos’ y lo ameno de los encuentros. Paco Romero, convence con su poesía que nos trasmite con voz recia y cálida a la vez.

Paco Romero - Poeta

Paco Romero - Poeta

Con horario de 19,00 a 21,30, tiene efecto el evento que permanece abierto a cualquier participación y colaboración. Se trata de seguir ‘sumando’ y hacer un amplio grupo con inquietudes poéticas, que la participación sea activa en la medida en que existe una interacción entre los asistentes que leen sus textos y poemas o que otro lea sus trabajos. Se pretende que la poesía  nazca desde lo más profundo de las personas corrientes, no solo eruditos, que los poemas sean una expresión  de sentimientos y vivencias,  y sobre todo ilusionada. Al final todos salimos reforzados y felices por haber pasado unas ‘horas’ en el “Café de las horas” en amena ‘peña’ de amigos.

Francisco Ponce y Alberto Corella junto a dos poetas

Francisco Ponce y Alberto Corella junto a varias poetas

El escritor Francisco Ponce participó leyendo dos poemas de su creación, en un intento por sumarse al difícil camino – que respeta profundamente – de esta modalidad.

Poetas en el Café de las Horas

Poetas en el Café de las Horas

Un grupo encantador para tardes-noches hechizadas. La dirección del café les invita a participar y todos nos sentiríamos muy alagados de recibir nuevos miembros que se sienten a nuestra mesa para aportar su  trabajo por insignificante que esté les parezca. Queda prohibido romper o quemar el resultado de toda una tarde o tan solo de un momento de inspiración, que nos hizo poner en una cuartilla una emoción, nada más y nada menos que un sentimiento, nuestro sentimiento ¡Ánimo!