Astracanada, para un domingo cualquiera – La Columna

12 enero 2020 por Francisco Ponce en La columna, Nada-Nuevo, Relatos, Todos los artículos

La Columna (Prensa digital)

Cuenta una fábula muy, muy antigua…, lo menos de hace un mes…, que NEPTUNO el dios de los mares y de quien se decía ocasionaba terribles desastres naturales, porque era inestable emocionalmente, un poco <<pillín>>, muy astuto  y punzante, tanto como su tridente; hizo que la creencia referente a su divinidad fuese muy respetada.

Se afirmá también que hizo correr una consigna, redoble o exclamación, a los vigías de los barcos piratas que Astracanada literariasurcaban sus aguas, para que cuando divisaran tierra, gritaran con todas sus fuerzas:

¡Tierra a la vista!

Entonces el capitán del barco abría un enorme y rancio arcón, lleno de fina arena y toda la tripulación, incluido el capitán para dar ejemplo, se la tiraban a los ojos y quedaban ciegos, bueno el Capitán se quitaba el <<negro parche>> del ojo y se la tiraba en el otro, pero también quedaba ciego, entonces caían por la borda al mar, que se los tragaba.

Ya es tener mala leche… ¡digo yo!

<<… y es que el mar está celoso de la Tierra>>