Vamos de perros – “La Columna”

17 octubre 2016 por Francisco Ponce en La columna, Todos los artículos

La Columna en revistas

Mi propuesta es que hablemos de perros. Después de todo, no será tiempo perdido el que dediquemos a este animal, <<fiel amigo del hombre>>, si bien en ocasiones se le paga su lealtad con la más negra de las ingratitudes.

En las últimas décadas (quizá para compensar soledades) ha crecido la afición por tener estos animales domésticos que sirven de entretenimiento a sus dueños y de juego a los niños, siendo también de provecho para  custodiar almacenes y casas de campo entre otras.

Sin embargo disfrutar de la compañía de un perro no es solo sonreír las travesuras cuando este es cachorro, el animal se hará grande, se le debe cuidar con todos los requisitos en materia de ordenanza municipal, sobre protección y tenencia de los mismos.

Dibujo acuarela de un perro

Cuando se le baje a la calle, será atado y su propietario provisto de bolsas de plástico u otros medios para recoger sus excrementos, esto último, a mi juicio, se incumple con demasiada frecuencia, basta con ver cómo están algunas aceras de nuestra ciudad. Tampoco es de recibo bajarlo al garaje comunitario, para estos menesteres, por comodidad de su dueño.

Las estadísticas señalan aumentos de abandonos cada verano. Si acude a su mente la pérfida intención de hacerlo, su conciencia se lo reprobará el resto de sus días. En el caso extremo de que una situación personal desfavorable, le obligue a separarse de su perro, consulte con la asociación protectora de animales. ¡Piénselo!